Los 5 axiomas de la comunicación

Compartir

La teoría de la comunicación humana de Watzlawick, Beavin y Jackson revolucionó la visión unidireccional tradicional que existía sobre la interacción entre personas. Dentro de la obra, se proponen cinco axiomas o principios universales de la comunicación, los cuales podemos emplear a nuestro favor si tomamos consciencia sobre ellos.

A continuación, te explicaré de qué trata cada uno y cómo ponerlos en práctica en nuestro equipo de trabajo:

  1. Es imposible no comunicar

Todos presentamos alguna forma de comportamiento en cada momento del día y, como plantean los autores, toda conducta conlleva un acto de comunicación, por lo que no podemos dejar de comunicar, incluso cuando estamos en silencio.

En el caso de una empresa, este concepto implica que la publicidad y el producto o servicio que ofrecemos no son los únicos que conforman la imagen corporativa. Por esta razón, es necesario cuidar cada aspecto de la organización para proyectar una imagen positiva, desde el trato que reciben los colaboradores hasta las relaciones que se forman con los grupos de interés.

2. La relación influye en el contenido

El mensaje será interpretado por el receptor dependiendo de la relación que mantenga con el emisor. Esto significa que la información transmitida va más allá del mensaje como tal, pues la percepción que uno tiene del otro también comunica.

Por tanto, es imprescindible construir una relación sólida con nuestro equipo para que la comprensión de lo que queremos expresar sea más sencilla, además de otros factores que mencionaré más adelante.

3. La puntuación de las secuencias comunicacionales

La comunicación es bidireccional; es decir, tanto el emisor como el receptor provoca una reacción en el otro, de modo que generan una secuencia comunicacional determinada.

En el equipo de trabajo, las reacciones generadas entre el emisor y el receptor se identifican fácilmente al momento de tomar decisiones. Si cada integrante tuviera una opinión distinta, por ejemplo, y nadie tuviera la intención de ceder, no sería posible llegar a un acuerdo. En este sentido, fomentar una comunicación efectiva dentro del equipo es vital.

4. Comunicación digital y analógica

Existen dos modalidades de comunicación: la digital y la analógica, más conocidas como comunicación verbal y no verbal. Esto quiere decir que, en un proceso comunicativo, importa tanto lo que se dice como la manera en la que se dice para darle un sentido al mensaje.

Para conectar con el equipo, es fundamental fijarnos en la forma en la que nos comunicamos, incluso más que en lo que decimos, ya que permite que el entendimiento sea recíproco.

5. Interacción simétrica y complementaria

La comunicación simétrica se da entre personas que se encuentran en una misma posición de poder, mientras que, en la complementaria, la relación es desigual. Dependiendo de cuál sea el caso, el mensaje será interpretado de forma distinta.

Teniendo en cuenta este principio, podremos establecer la manera adecuada para comunicarnos con un compañero de equipo, un cliente o el gerente general de una empresa.

Como vemos, la comunicación es clave en el ámbito laboral. Desarrollarla eficientemente impactará de forma positiva en el rendimiento del equipo. Para ello, los 5 axiomas de la comunicación son la mejor opción para comenzar.