¿Por qué transformación digital no es igual que digitalización?

Compartir

El cliente actual no es el mismo que el de hace unos años atrás. Equipado con las nuevas herramientas tecnológicas de fácil acceso, ahora exige un mayor valor en el bien o servicio que usualmente recibe por parte de las empresas. No le basta con acceder a mejores precios, lo que quiere es vivir una experiencia grata. Para mantener o ganar competitividad, hoy más que nunca las empresas intentan manejarse con soltura en ese mundo digital.

En particular, las firmas peruanas han avanzado en el desarrollo de un ecosistema digital que ha dado pie a nuevos modelos de negocio. Esto, debido a que esta nueva relación cliente-empresa viene siendo cimentada de la mano de distintos componentes tecnológicos, como la hiperconectividad que hoy gracias a la modernización y necesidad está muy presente en el día a día. Sin embargo, aún existe confusión y se está lejos de llegar a una madurez digital en la mayoría de las empresas.

Aquí cuatro puntos importantes en la digitalización:

  • EN POCAS ÁREAS O EN TODA LA EMPRESA

Con el ingreso de internet a la vida diaria, lo primero que empezó fue una migración al canal digital para cubrir las nuevas expectativas de los consumidores, según recuerda Sergio Cuervo. Para ello, se empezó a trabajar de manera aislada con algunas unidades de negocio.

  • EL CORTO O EL LARGO PROCESO

En el caso de la transformación digital es necesario el desarrollo de una perspectiva estratégica y, por ende, de su desarrollo en el largo plazo.

Lamentablemente pocas son las que tienen la capacidad de manejar planes o estrategias de largo plazo, sin afectar sus estrategias en el corto plazo.

  • COMPRAR SOFTWAR O CAMBIAR LA CULTURA

Muchos vendedores de tecnología dirán que ya estás subido a la era digital solo porque adquieras determinado equipo, bien o servicio. Por ejemplo, menciona las plataformas tipo ERP o CRM, como único paso para la transformación.

Se trata de un cambio en el mindset de las personas, de los equipos de trabajo y de los líderes de la organización, que deberán transformar sus estilos de trabajo en el día a día para abrazar el cambio de modelo de negocio basado en la tecnología.

  • QUIÉN LLEVA LA BATUTA DEL PROCESO

Una gran diferencia entre la digitalización y la transformación digital es observar quién lleva el liderazgo del proceso. En el primer caso, este podrá estar a cargo de la cabeza de aquella gerencia o departamento que está digitalizando sus procesos.

En el segundo caso, se necesita del CEO y del directorio.