Las técnicas infalibles para enfrentar el autosabotaje

Compartir

La vida nos presenta diversas situaciones en las que nos enfrentamos a complicaciones que salen de nuestro control. Sin embargo, ¿te has dado cuenta que a veces somos nosotros los que saboteamos nuestros propios proyectos? Seguramente, como a todos, te cueste aceptarlo al principio, pero ocurre más seguido de lo que pensamos. Para combatir esta situación, es muy necesaria la aceptación como primer paso, ya que, de lo contrario, nos arriesgamos a quedarnos estancados y creer que somos incapaces de cumplir nuestras metas.

Antes de compartir algunas técnicas que te ayudarán a evitar el autosabotaje, es importante entender de dónde viene. En la mayoría de casos, esto se debe a una noción negativa que tenemos sobre nosotros mismos, lo que, en términos psicológicos, se refiere al autoconcepto. A lo largo de nuestra vida, principalmente en la infancia, construimos una imagen propia de acuerdo a diferentes factores externos. En este proceso, podemos guardar algunas creencias limitantes en nuestro cerebro de manera consciente o inconsciente. Estas programaciones mentales pueden encontrarse muy arraigadas en nuestra mente, por lo que es difícil modificarlas, pero no imposible. 

Si deseas combatir el autosabotaje satisfactoriamente, aquí te enseñamos algunas técnicas que debes poner en práctica:

Identifica tus limitaciones

Durante el día, si estamos autosaboteándonos, decimos frases negativas sobre nosotros mismos casi sin pensarlo, como ‘no puedo hacerlo’ o ‘no sirvo para esto’. Justamente por estar tan acostumbrados, no solemos reparar en ello. Por tal motivo, debemos estar más atentos a todas nuestras palabras e identificar estas autolimitaciones. Cada vez que detectemos una, nuestro trabajo es transformarla en una afirmación positiva.

Mantén la motivación activa 

Es difícil mantener las mismas energías que tenemos cuando iniciamos un nuevo proyecto y eso puede impulsarnos a desistir con el tiempo. Para ello, es determinante encontrar la forma de trabajar nuestra motivación. Una recomendación para lograrlo es armar un plan de acción que podamos visualizar para darnos cuenta de todo lo que hemos avanzado y lo que nos falta para cumplir nuestros objetivos.

Acepta el camino hacia tus metas

Idealizar nuestros proyectos también es una manera de autosabotearnos, puesto que, durante los desafíos que afrontemos, podríamos frustrarnos tanto y llegar a pensar que no seremos capaces de concretar nuestra metas. Desde un inicio, es fundamental ser realistas y conscientes de lo que puede pasar en el camino, lo cual no significa un fracaso inminente.

Trabaja tus habilidades

No importa si no somos buenos en algo. Si se trata de una o varias habilidades que nos ayudarán a alcanzar nuestros objetivos, debemos entrenarlas. Nuestra falta de conocimientos o de agilidad en ciertas actividades no son justificaciones para no conseguir nuestros objetivos. Todo depende de nuestras decisiones.

 

Ahora es tu turno de llevar a cabo estas técnicas para enfrentar el autosabotaje, que puede presentarse tanto en el ámbito laboral como personal. Si necesitas ayuda para mejorar la comunicación interna de tu negocio, puedes contactarte con nosotros y agendar una cita con nuestros asesores.