Gestión del cambio: El poder de los microhábitos

Compartir

Adaptarse al medio empresarial tan cambiante es parte del día a día de toda organización. Sin embargo, hay quienes se resisten a la idea de cambiar por miedo a perder poder o comodidad, por no entender la razón que hay detrás y hasta por tener una personalidad metódica que difícilmente se ajusta a los cambios. Por ello, para sobrellevar esta constante transformación de manera exitosa, es importante ejecutar una buena gestión del cambio. 

La gestión del cambio es un enfoque organizacional que identifica y potencia los beneficios de los diversos cambios en el entorno a favor del desarrollo de la empresa. Además, tiene como finalidad implementar distintas estrategias que ayudarán a efectuar y controlar los cambios dentro de la organización de forma eficaz, segura y entendible para los colaboradores, quienes deben estar activos y convertirse en agentes de cambio.

 

Los microhábitos como factores de cambio

Pequeños pasos, pero largas distancias. De eso se tratan los microhábitos, los cuales componen una de las estrategias más efectivas para conseguir cambios reales dentro de una empresa, en mi opinión.

Los microhábitos son acciones que no requieren de mucho tiempo ni de mucho esfuerzo, por lo que son más fáciles de realizar para nuestros czolaboradores. Para llevar a cabo una transformación significativa en nuestra organización, todos deben involucrarse y aportar al cumplimiento de los objetivos colectivos. Para ello, es necesario mantener la motivación y la energía, algo difícil de lograr si intentamos efectuar un gran plan de un momento a otro.

 

3 pasos para iniciar microhábitos en tu organización

Te enseño, a grandes rasgos, cuáles son los pasos que debes ejecutar para utilizar microhábitos en tu empresa:

  1. Establece los objetivos para lograr la transformación deseada dentro de tu empresa y, a partir de ello, determina qué aspectos necesitan cambiar.
  2. Decide qué acciones mínimas te llevarán a efectuar el cambio mayor. Por ejemplo, si se desea mejorar el ambiente laboral, una de las pequeñas acciones con las que se puede empezar es enviar mensajes motivacionales cortos a nuestros colaboradores al iniciar la semana.
  3. Incrementa paulatinamente el nuevo hábito aumentando el tiempo o la cantidad de microacciones, de acuerdo al caso.

 

Caso de éxito: Netflix

La exitosa plataforma de streaming, que viene funcionando bajo esta modalidad desde el 2007, es un gran referente de cultura organizacional. La manera en la que se ha transformado y ha implementado innovadoras estrategias que refuerzan los valores de la empresa se relaciona directamente con la creación de nuevos hábitos beneficiosos para su desarrollo. Algunos rasgos de su cultura organizacional que merecen ser destacados son la gran libertad de la que gozan los empleados, pues Netflix les permite gestionar sus vacaciones, trabajar de la forma en la que se sientan cómodos, etc; la gestión del desempeño según los resultados y no por el número de horas trabajadas; y el seguimiento estratégico y sin control a los empleados. Estas acciones, por supuesto, se han ido instaurando progresivamente a través de microhábitos que, con el tiempo, significaron un cambio profundo y positivo en la organización.

 

Para conocer cuál es la mejor forma de adaptar tu negocio al entorno empresarial e impulsar su crecimiento dentro del mismo, anímate a contactarnos. 

El poder del cambio está en ti.