Tecnología: los ‘cobots’ y su valor social

Cuando el virus de la Covid-19 empezó a propagarse en las ciudades, la clientela que diariamente visitaba los diversos locales comerciales se redujo drásticamente. Así fue el caso de la cafetería In J Coffee, ubicada en la ciudad de Portland, Estados Unidos, antes de introducir un ‘cobot’ a su equipo para enfrentar esta nueva situación.

Joe Yang, el propietario de la cafetería, cuenta en una entrevista para la revista Daily Coffee News que el tráfico de su local se redujo en un 50%. Luego de pensar detenidamente en una solución, se le ocurrió una idea innovadora: implementar el uso de un cobot que prepare café para prevenir los contagios y velar por la seguridad de los clientes. Yang, junto a especialistas en ciencias de la computación, entrenó a Jarvis, un barista robot capaz de preparar café en sus distintas presentaciones y, a su vez, de brindar tranquilidad a sus clientes al evitar el contacto humano. Esta estrategia no solo permitió que la cafetería continúe en funcionamiento tras el inicio de la pandemia, sino que también aumentó su popularidad.

Seguramente ahora te estás preguntando ¿qué es un cobot? Los cobots, abreviatura de robots colaborativos, son robots creados para trabajar conjuntamente con los humanos en el desarrollo de múltiples tareas dentro de una empresa. A diferencia de los robots industriales tradicionales, estos son más asequibles, fáciles de transportar y no requieren de la presencia de un experto para ser reprogramados. Además, según un estudio del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) realizado en el 2014, el tiempo no productivo de los trabajadores se reduce hasta un 85% al colaborar con robots, logrando una mayor productividad en relación a cuando trabajan de manera independiente.

Dentro del contexto generado por la pandemia, el distanciamiento social se ha vuelto parte importante de nuestra vida diaria. Debido a ello, hay empresas que han optado por trabajar con los cobots y así no tener la necesidad de suspender sus actividades en ningún momento, sino sólo de modificar su forma de trabajo. Actualmente, el público tiene una perspectiva más positiva sobre la robótica al percibirla como la intersección perfecta entre tecnología, progreso y seguridad.

Es importante recordar que los cobots están diseñados para interactuar y ayudar a los trabajadores con sus labores, no para sustituirlos, como algunos temen. Ya sea atendiendo en restaurantes o tomándoles la temperatura a los pacientes de Covid, los cobots son máquinas revolucionarias que facilitan la vida humana y la hacen más segura.