La empatía es la nueva clave del éxito

Este año, miles de trabajadores se han visto en la necesidad de convertir parte de su hogar en su lugar de trabajo. La situación en la que nos encontramos ha presentado diversos retos para las empresas y la relación entre sus miembros, quienes tuvieron que adaptarse progresivamente a la nueva normalidad. Problemas con la conexión a internet, ruidos del entorno y otros aspectos que el home office implica, se han convertido en obstáculos para conectar con nuestro equipo de trabajo. Aquí es donde la empatía juega un papel importante dentro del ámbito laboral en tiempos de pandemia.

La empatía forma parte de la naturaleza humana, por lo que toda persona es capaz de desarrollarla, si se lo propone. Es una de las principales competencias que conforman la inteligencia emocional. Comúnmente la entendemos como la capacidad de ponernos en el lugar de la otra persona. Sin embargo, va mucho más allá. Se trata de abandonar por un momento nuestra forma de ver las cosas y adentrarnos en la perspectiva de los demás, sintiéndola como propia. 

La empatía siempre ha sido una capacidad apreciada por las empresas. No obstante, su verdadero valor y la necesidad de incluirla en el perfil laboral se han visto más evidenciados en el trabajo a distancia. Las personas empáticas tienen una fuerte predisposición para trabajar en equipo, ser un buen líder y tener una comunicación efectiva con los demás, sean compañeros o posibles clientes. Ser empático no solo favorece a estas facultades, sino que se convierte en la solución de las dificultades que se podrían presentar durante el home office.

Cada persona tiene una realidad diferente en su hogar que puede afectar o no su trabajo. Entender su posición y los desafíos que deben enfrentar nuestros colegas mejora la conexión, la comunicación y la confianza entre compañeros de trabajo, lo que a su vez aumenta la eficacia e impacta positivamente en los resultados de la organización.

3 tips para desarrollar la empatía

Para tener una idea básica de cómo mejorar nuestra habilidad de ser empáticos, te presento tres tips que te ayudarán en el proceso:

  1. Escucha a las personas de tu entorno y pon atención en los detalles: las emociones que expresan, su tono de voz, sus gestos, etc.
  2. Muestra interés y participa activamente en las conversaciones sin olvidar que cada persona tiene su propio punto de vista.
  3. Deja los prejuicios atrás y busca entender lo que hay detrás de los modos de pensar, hablar y comportarse de los demás.

Sin duda, la pandemia nos ha tomado a todos por sorpresa y nos ha puesto en una complicada posición. Sin embargo, debemos ver esta situación como una oportunidad para identificar las habilidades blandas que necesitamos reforzar para desenvolvernos óptimamente en el ámbito laboral y, también, desarrollarnos como persona.

Recuerda: a mayor empatía, mejores resultados.