Media Impact: Metodologías ágiles para grandes resultados

Erick Saldaña

Metodologías de trabajo que nos hacen crecer

Existen muchos enfoques para la gestión de proyectos que buscan el cumplimiento de los objetivos empresariales con éxito. Pero, con tantas opciones, escoger el ideal se convierte, en algunos casos, en un viaje de ensayo y error cuya duración puede variar según la naturaleza de tu empresa y sus integrantes. 

En general, de acuerdo a mi experiencia, te recomiendo las metodologías ágiles, pues permiten una retroalimentación inmediata, mejor planificación, optimización de la comunicación con el cliente y el equipo, además de la flexibilidad necesaria para adaptar el trabajo a las condiciones del proyecto y el entorno. Implementarlas puede revolucionar por completo los procesos de tu empresa, pero los resultados son realmente satisfactorios. Según el Project Management Institute,  las empresas que usan metodologías ágiles generan 30% más de ganancias e incrementan los ingresos 37%, lo que demuestra que la antigua metodología de solo designar tareas, con fechas de entrega, resulta insuficiente para un mercado cada vez más competitivo.

Sin embargo, el correcto funcionamiento de las metodologías ágiles en tu empresa depende de un proceso de aprendizaje efectivo, por eso, en Media Impact se realizaron capacitaciones constantes sobre cómo esta forma de gestión de proyectos puede generar un mayor impacto positivo, además, se optimizaron los equipos para hacerlos aún más comunicativos, flexibles y autónomos. Para gestionar al talentoso Dreamteam, se combinaron el uso de dos metodologías ágiles que, hasta ahora, han llevado a nuestro equipo a alcanzar los objetivos de marketing con éxito; se trata de Scrum y Kanban

Scrum

El Scrum es un marco de trabajo de forma ágil que desglosa la labor en bloques, permite corregir a tiempo posibles errores para entregar productos finales de gran valor. Incorpora roles como: el Product Owner que se encarga de recopilar los requerimientos del cliente, dirige las reuniones y organiza las tareas para conseguir el objetivo final. Le sigue el Scrum Master, quien ayuda a eliminar impedimentos, que puedan afectar la entrega, y asesora al equipo a través de mentoring y formación. Dicho equipo, está conformado por un grupo de profesionales con los conocimientos necesarios para llevar a cabo el proyecto.

Todos los roles deben reunirse previamente en un Sprint Planning, la primera ceremonia de Scrum en donde se planifican las tareas a realizar para el sprint o entrega. Al finalizarla, se lleva a cabo el Sprint Retrospective Meeting, reunión en la que se dan los feedbacks necesarios y mejoras que se implementarán en la siguiente entrega. 

Así como en la metodología explicada, en Media Impact también se cumplen los roles de Scrum. En este caso, el Product Manager cumple el papel del Product Owner, el Chapter Leader el de Scrum Master y los Team Members el de equipo de desarrollo. En general, funciona de esta manera: Nuestros Product Managers elaboran listas de tareas y fijan los plazos para que el trabajo se elabore de manera conjunta. Una vez establecidos los tiempos, se organizan nuestros Team Members en squads. Ellos se encargan de elaborar el proyecto y de realizar entregas parciales para identificar posibilidades de mejora. Cada miembro del squad posee un Chapter Leader, según su especialidad, el cual le hace seguimiento a su trabajo y brinda asesoría de ser necesaria para facilitar el proceso. 

Regularmente, nuestro equipo realiza reuniones de status para evaluar el progreso del trabajo y hacer las adaptaciones necesarias que permitan cumplir con los objetivos (Sprint Retrospective Meeting). Nuestros clientes, a su vez, van visualizando el proceso, agregando o quitando aspectos, lo cual enriquece el trabajo y mejora la satisfacción.

Kanban

Pero la metodología ágil de Scrum no debería funcionar sola; he comprobado que la compañera perfecta para ella es la de Kanban, pues funciona como su complemento perfecto para organizar las tareas. Se trata de diagramar las actividades en 3 columnas fundamentales: pendientes, en proceso y terminadas, lo cual permite realizarle el debido seguimiento al proyecto y mantiene el equilibrio del flujo de trabajo. Para eso, trabajamos con herramientas digitales de gestión de proyectos como Trello, muy útil para mostrar y editar en línea el proceso, además, mantiene al equipo sincronizado con los entregables.

Tu proyecto bajo estas metodologías

Hasta ahora, ambas metodologías han dado sus frutos. Esto se refleja en un excelente resultado final, gracias a una mejor comunicación y planificación. Pero, debido a que somos una empresa ágil, seguiremos respondiendo al cambio adaptando nuestros procesos para continuar brindando el mejor servicio a nuestros clientes. Si deseas que tus proyectos sean gestionados bajo estas eficientes metodologías, no dudes en escribirnos.