OKR’s: Método infalible para lograr un equipo ágil

Compartir

Google, además de ser una empresa bastante respetada y admirada por los internautas, es una de las más exitosas en todo el mundo actualmente. ¿Cómo llegó a la posición en la que se encuentra? Hay muchos factores que responden esta interrogante. En esta ocasión, sólo nos centraremos en la metodología que emplea para la gestión de desempeño: Objetivos y Resultados Clave u OKR’s, por sus siglas en inglés.

El método de los OKR’s, creado e implementado por Andrew Grove, presidente de Intel en 1970, es una técnica que nos permite organizar el desempeño de la organización, establecer grupos de trabajo y realizar un seguimiento del progreso grupal e individual dentro de nuestra empresa. Gracias a los OKR’s, todos los miembros de nuestro equipo podrán tener claros los objetivos empresariales y estar más involucrados en su cumplimiento. Asimismo, nos permite medir nuestros avances y replantear con precisión las acciones que lo requieran.

¿Cómo emplear los OKR’s en mi equipo de trabajo?

Para implementar esta metodología y entender su funcionamiento, te presentaré los siguientes pasos a seguir:

  1. Definir el objetivo anual global, el cual deriva de la misión y visión de la empresa, y toma en cuenta las acciones prioritarias para el crecimiento de la organización. Este objetivo debe responder a la pregunta ‘¿A dónde quiero llegar el próximo año?’.
  2. Establecer alrededor de 4 objetivos trimestrales que dirijan las acciones hacia el objetivo anual global. 
  3. Determinar diversos resultados clave para cada objetivo trimestral. Estos sirven como indicadores para saber si se está llegando al objetivo o no, y si se está respetando el tiempo establecido. 
  4. Fijar acciones clave para cada resultado clave, lo que permitirá identificar con exactitud lo que se debe hacer para lograr los resultados que hemos señalado anteriormente.

Es importante resaltar que, junto a nuestro equipo de trabajo, se deben priorizar los objetivos más relevantes para que las actividades de la organización se ejecuten de forma más ordenada. Además, un punto que no hay que olvidar es que nuestros objetivos deben ser ambiciosos, pero realistas. 

Teniendo en cuenta todo lo expuesto, es momento de plantearnos la implementación de esta gran técnica y seguir el ejemplo de las grandes empresas del momento. Este año, hemos puesto en funcionamiento la metodología OKR’s en Media Impact y soy testigo del desarrollo positivo del desempeño de mi equipo. 

Tú también súmate al cambio.