Las maravillas del co-branding

Compartir

A finales del 2018, Pizza Hut y Toyota unieron fuerzas para crear el Tundra Pie Pro, una camioneta que está equipada con una cocina robótica capaz de preparar una pizza en solo 7 minutos. La idea buscaba que la entrega de pizzas se realice en el menor tiempo posible, de modo que el producto se preparaba mientras el vehículo se dirigía a su destino. Esta propuesta innovadora resultó bastante atractiva para el público objetivo, no solo por lo que ambas marcas representan, sino por el plus tecnológico e, incluso, ambientalista, ya que la camioneta trabaja con hidrógeno y no produce emisiones.

Tundra Pie Pro – colaboración de Toyota con Pizza Hut (Fuente: Diario La República)

Este caso es un gran ejemplo de co-branding: una estrategia de marketing que busca reforzar la imagen de dos marcas, o más, mediante una alianza estratégica. Se trata de presentar un producto o servicio que refleje los puntos fuertes de ambas, logrando satisfacer una necesidad latente del mercado, además de beneficiar a las dos marcas, aumentar su alcance y penetrar en nuevos mercados. Existen distintos tipos de co-branding, pero el más conocido, y de los más usados, es el complementario, que consiste en la unión de dos marcas para crear un producto totalmente nuevo que combine cualidades de ambas marcas.

El co-branding puede traer muchos beneficios a tu empresa, puesto que permite que nuevos usuarios te conozcan y se conviertan en nuevos clientes; reduce los costos que conlleva el desarrollo del producto o servicio al compartirlos con la otra organización; mejora el posicionamiento de tu empresa en el mercado, gracias a la fuerza que brinda la otra marca; entre otras ventajas que ofrece. Sin embargo, no a todas las empresas les resulta factible utilizar esta estrategia. Para saber si tu marca podría complementarse con otra, es necesario preguntarte conscientemente si es combinable, con qué tipo de marca combinaría, a qué targets desearías extenderte y qué marcas podrían ayudarte a lograr ese objetivo.

En el Perú, un caso de éxito de co-branding fue la unión de Pilsen y Rosatel para el lanzamiento del ‘rose pack’ en el 2014, con motivo de la celebración del Día del Amor y la Amistad. Las presentaciones “Ramo Caja” y “Ramo Botella” obtuvieron una gran aceptación por parte del público y ganaron popularidad en las redes sociales. Una de las principales razones por las que funcionó esta estrategia fue la gran compatibilidad de ambas marcas en relación a la fecha conmemorativa. Pilsen, como marca, vende la idea de la amistad, mientras que Rosatel es relacionada con el amor y la celebración de fechas importantes.

A lo largo de esta nota, hemos podido apreciar los beneficios del co-branding. Ahora es momento de que analices si esta estrategia es lo que necesitas para potenciar la imagen de tu marca.