El estilo minimalista, la tendencia del momento

Compartir

El estilo minimalista, desde su aparición en la década de los 60, se ha posicionado como uno de los estilos más importantes en el diseño gráfico, en la arquitectura y en otras disciplinas artísticas. Pese a que se trata de un estilo perdurable que irá reinventándose con el tiempo, actualmente estamos siendo testigos del crecimiento de la popularidad del estilo minimalista, convirtiéndose en tendencia a nivel global. 

Antes de profundizar un poco más en lo que abarca este estilo, hablemos de la importancia del diseño en relación a las empresas. El diseño gráfico es una rama del arte que se encuentra en evolución constante, por lo que las organizaciones deben estar al tanto de las tendencias y actualizar el branding de su marca cuando sea necesario para cada caso en particular. La identidad visual de una empresa debe mantenerse siempre atractiva y acorde a la época.

El estilo minimalista en las marcas

El estilo minimalista se basa en eliminar los elementos sobrantes y dejar solamente lo esencial; es decir, darles mayor atención a los elementos centrales. Al darle un uso corporativo, permite que el mensaje que la organización desea transmitir a sus clientes y potenciales clientes sea más transparente y perceptible. Además, una ventaja del estilo minimalista es su gran facilidad para adaptarse a todo tipo de negocios. Sin embargo, para decidir si es la mejor opción para tu marca, debes analizar detalladamente si se complementa de manera adecuada con su personalidad.

Tendencia minimalista en el diseño de logos (Fuente: Elementary)

Los logos y las ilustraciones minimalistas que representan a una marca en su social media resultan más efectivas, ya que las formas simplificadas lucen más modernas y son fácilmente grabadas por el cerebro humano, lo que beneficia a que una marca permanezca en el top of mind del público. El diseño minimalista web, por su lado, optimiza la navegación de los usuarios al tener un menor número de elementos que identificar y que, a su vez, posibilitan un mejor rendimiento de la página web.

 

En el mundo del diseño gráfico existe una gran gama de estilos que pueden compatibilizar con tu marca. No obstante, el estilo minimalista siempre será una buena opción. Como dijo alguna vez el arquitecto y diseñador Mies Van der Roher, “menos es más”.